sábado, 6 de agosto de 2011

INFORMACIÓN Y CONSEJOS PARA ESTORNUDAR

Nadie habrá dejado de observar el acto reflejo convulsivo que supone la expulsión de aire desde los pulmones a través de la nariz y la boca.
Cuando ustedes sientan un ligero picor en su nariz debido a alergias del polen, polvo, etc. irritación por polvo, talco o pimienta, etc., o provocadas por infecciones virales de gripes y resfriados. Si sienten estos síntomas sin duda se están enfrentando al común acto de estornudar. Permítasenos informarles y aconsejarles a fin de proceder correctamente ante tan usual circunstancia.
Asegúrense de que los síntomas son realmente de un estornudo inminente, nada  produce mayor frustración y descontento que un intento fallido.
Sentirán junto al picor irresistible en el interior de sus fosas nasales un deseo irrefrenable fuerte y no rápida de inhalación de aire, -aproximadamente dos litros y medio- que pasa a los pulmones. En ese momento es cuando el diafragma el músculo que separa el abdomen de los pulmones y el corazón -procuren que este último funcione lo máximo posible- sube a estos para aumentar la presión de unos cuantos bares –medida de presión no confundir con establecimiento comercial donde se sirven bebidas y tapas-.
Nótense en esos momentos que los músculos de la faringe se cierran para que el aire comprimido pueda salir disparado por la boca a una velocidad entre 55 y 65 km y la saliva que acompaña a este puede llegar a un área de 5m2. (Hay que procurar si no es uno el que estornuda alejarse lo más rápido posible del “estornudante”)
No pretendan, pues le será muy difícil, durante el movimiento involuntario mantener los ojos abiertos y el tronco recto debido al movimiento súbito de la cabeza. Aconsejable agarrarse a cualquier objeto inerte bien asegurado, se han dado el caso debido a la fuerza de la propulsión, la pérdida del equilibrio y el consiguiente encontronazo inesperado con cualquier objeto peligroso.
El culmen de este acto reflejo son los típicos sonidos onomatopéyicos ¡Achís! ¡Achús!, la primera sílaba correspondería a la aspiración lenta de aire, y la última sílaba a la repentina expulsión por la boca. Úsese el que proceda incluso pueden incluir alguno de su propia invención. Pidan al público asistente –si lo hubiera- del pertinente ¡Jesús! tantas veces como se produzca el episodio.
Recomendable es disponer de un pañuelo, servilleta de papel o papel higiénico a mano donde depositar, si así lo requiere la naturaleza de la convulsión, la sustancia acuosa expulsada normalmente incolora. Especial atención si estas son de repetición.  Junto a la deposición antes mencionada se producirán al sonarse la nariz, los estridentes ruidos producidos por la oposición impuesta por el papel o tela al aire expulsado a presión. El sonido variará según la apertura nasal de la que disponga el afectado/a. Dándose en ocasiones una similitud muy cercana a la sirena de un barco o el claxon de un camión.
Absténganse,  pues es de mal gusto,  contar el número de repeticiones como si se tratase de una competición de saltos y estuviéramos batiendo un record olímpico, de modo especial si estos pasan de la cantidad de tres.
No olvide expresar al final de los estornudos las frases típicas ¡Ya me he resfriado! ¡Es que soy alérgico al polvo! ¡Otra vez la rinitis! Es una manera de disculparse sobre todo si son muy estruendosos.
Y como última recomendación si no quiere hacer el ridículo más espantoso, no olvide apretar los cachetes con fuerza a fin de no dejar escapar junto al estornudo alguna ventosidad/flatulencia inesperada. Que nos dejaría en una posición un tanto desagradable intentado disimular con golpes de tos y carraspeo de garganta el desafortunado sonido imprevisto.

3 comentarios :

  1. Tienes calidad suficiente para poner entradas de tu propia cosecha.
    Es una modesta opinión a la que no debes echar mucha cuenta, pero te lo digo, pidiéndote al mismo tiempo disculpas por el atrevimiento.

    ResponderEliminar
  2. Amigo José Antonio, de nuevo me sobrevaloras, llevo en esto de los relatos menos de seis meses, como soy autodidacta estudio y practico con libros sobre literatura creativa. Me queda mucho todavía para tener la calidad a que te refieres. En cuanto a si la entrada es de mi propia cosecha, pues si lo es, se me ocurrió después de consultar en internet como muchas veces hago, el procedimiento del estornudo y lo quise plasmar, no lo bien que me hubiera gustado con un toque desenfadado. Pero sí, es de mi cosecha, mala cosecha puede ser, pero mía.
    Siempre te agradezco tus comentarios, yo estaré aquí para responderte.
    Por cierto las entradas de tu "bloc" si que son de mucha calidad.
    De ti aprendo también. Gracias.

    ResponderEliminar
  3. Estimado Pepe:
    en este caso no me arrepiento de haber metido la pata. Soy un buen lector, tanto que te he "acusado" de haber bebido en otra fuente, o sea, haber plagiado. Cual no ha sido mi sorpresa que al releer los textos me he dado cuenta de que ¡te has plagiado a ti mismo!
    No voy a añadir más, sólo felicitarte doblemente por la calidad de tu texto...
    Y disculpas de nuevo...

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...